viernes, 26 de octubre de 2018

Cómo actuar cuando tu hijo siente ira. Lo que sirve y lo que no sirve

“Quién no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación.
Proverbio árabe

Lo que no sirve


  • No sirve de nada decirle que se tranquilice, que no es para tanto. Que ya pasará.
  • No sirve enfadarse porque grita, nos insulta o nos acusa de sus males.
  • No sirve juzgarlo diciendo que se lo ha buscado, que debía haberlo pensado antes de tomar la decisión. Que ya estaba avisado. Que pasan estas cosas cuando uno no se para a pensar las consecuencias. Que a lo hecho, pecho. Que ya le toca madurar y aprender alguna lección.

No sirve para nada…constructivo…

Pero sí que sirve con absoluta eficacia para alejarnos de él y herirle. Para aumentar su sensación de fracaso, para que nos odie más y fomente su idea sobre nuestra culpa sin valorar su parte de responsabilidad.

Lo que sirve


Lo único que sirve es preguntarse en ese momento qué es lo que le ha llevado a actuar así a nuestro hijo, que necesidad tiene que no está satisfecha para así entender cómo se siente.

Si entendemos cómo se siente mirando más allá de su comportamiento, seguramente también cambiará la decisión que tomemos sobre cómo actuar en ese momento.

Si somos capaces de ver más allá de su ira, es posible que veamos a una persona que siente indefensión o soledad o miedo o frustración o decepción. Incluso vergüenza o desesperanza. Y entonces nuestra estrategia de intervención puede cambiar.

Ya no reaccionaremos de manera automática ante su ira sino que podremos valorar otro tipo de respuestas encaminadas a acompañar otro tipo de sentimientos y, por lo tanto, necesidades y pensamientos.

  • Quizás decidamos no decir nada y escuchar.
  • Quizás no sepamos qué hacer ni cómo manejar nuestras emociones por lo que podemos decidir alejarnos a pensar sin hacerle sentir culpable: “Hijo, no estoy en condiciones de hablar en este momento. Como te quiero y no quiero herirte, me voy de aquí para poder pensar. Así también te dejo un espacio para poder pensar tú”. 
  • Quizás elijamos mejor nuestras palabras, intentando no herir más todavía a una persona herida, buscando comprender, negociar o buscar soluciones alternativas.
  • Quizás sea el momento de hacer preguntas estratégicas, encaminadas a hacerle ver su parte de responsabilidad, el error y las soluciones posibles.
  • Quizás nos demos cuenta de que él o ella no están en las mejores condiciones de escuchar, ni ese es el mejor momento o lugar para hablar de este tema. Ni siquiera es el mejor momento para ti pues hablarás o actuarás desde una emoción excesiva, sin filtrar tus pensamientos.
  • Quizás aprovechemos para expresarle nuestra compasión, dejando el sermón para más adelante, comprendiendo cómo se siente.
  • Quizás tengamos la calma necesaria para preguntarnos si lo que vamos a hacer o decir ayuda a que nuestro hijo se enriquezca, a que haga un aprendizaje y se modifique. Si la respuesta es NO, tendremos la oportunidad y paciencia necesaria para cambiar de estrategia sin herirle.

El resultado


Lo que es seguro es que ya no reaccionaremos como lo habríamos hecho si no hubiéramos pensado en lo que de verdad se esconde tras esa explosión. Y ENTONCES TODO CAMBIA.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos.com

 



Lee el articulo completo en: Solohijos.com
via http://www.solohijos.com

jueves, 12 de julio de 2018

15 consejos para que tu hijo adolescente no acabe el verano como lo empezó

El verano para los adolescentes puede ser un tiempo de zigzag. Se enamoran y desenamoran. Se divierten y se aburren. Tienen más tiempo que nunca y eso a veces es un desafío para todos. Reclaman más libertad.

Comparan y exigen las mismas normas que rigen las casas de sus amigos. Las emociones están a flor de piel. Es un tiempo de oportunidades, de grandes cambios y descubrimientos.

Le proponemos a tu hijo adolescente 15 ideas para que aprovechen más su verano. Queremos que cuando lo terminen tengan la sensación de haberse enriquecido, de haberlo aprovechado y sobre todo de haber contribuido a su propio cambio. No nos gusta que algunos lleguen “cansados” al final de él.

El verano lo pueden planificar los padres, pero la actitud de cómo vivirlo y en qué fijarte es cosa de ellos.
Por eso,  comparte con tu hijo estas 15 ideas que, a unos más que a otros, pueden contribuir a vivir el verano de otra manera.

15 ideas para aprovechar al máximo tu verano


  1. Valora con lápiz y papel los aciertos y errores de este año. El éxito del nuevo curso depende en mucho de los errores del pasado. Te ayudará ver la película Una cuestión de tiempo en familia. Se puede sacar mucho jugo sobre los errores…
  2. Ordena tu cuarto. Es el primer paso para controlar tu mundo. Prepárate para empezar en septiembre con control. Pocas cosas y cada una de ellas en un sitio.
  3. Ahora que tienes tiempo, acostúmbrate a valorar cada día tres cosas buenas de tu vida, desde tus sábanas limpias hasta el abrazo de tu madre. No se puede repetir.
  4. Aprende o mejora tu inglés. Échate una novia extranjera.
  5. Viaja. Con amigos, con tus padres, lejos o cerca. Sal y abre tu mente.
  6. Prueba un deporte nuevo.
  7. En vacaciones hay menos manos para servir la comida en los comedores sociales. Prueba, ahora tienes tiempo… ayudar a los demás remueve por dentro y modifica el cerebro…
  8. Escribe una carta de valoración a una persona que quieras. Es bueno para ella, pero también para ti. Al hacerlo, aprendes a hacerlo contigo mismo.
  9. ¡Lee! El cerebro necesita alimento también en vacaciones. No puedes no leer “La estepa infinita” de Esther Hautzig.
  10. ¡Enamórate y arriesga! Genial si eres correspondido. Pero si no, tendrás que aprender a gestionar tus sentimientos. No pierdes en ningún caso.
  11. Regala detalles y atención a tu hermano, a ese que el día a día no te deja mucho tiempo para cuidar. Igual que “trabajas” la amistad con tus colegas, hazlo con él.
  12. Ten tres conversaciones trascendentes con tus padres. Habla de emociones, de recuerdos y ¡agradece!
  13. Pasa tiempo a solas. Con la naturaleza. Con las estrellas, con el agua, con el silencio. Es enriquecedor estar en tu propia compañía. Estar solos no es de colgaos.
  14. Es tiempo de familia y de convivencia. En ocasiones, de más roces. Antes de reaccionar, trata de pensar qué le ha llevado al otro a actuar de esa manera. Entrénate en ver el problema desde su punto de vista TAMBIÉN.
  15. Recuerda que las vacaciones son también para tus padres. Igual que tu tienes tus planes de descanso y diversión, ellos también deberían. Las obligaciones no desaparecen con el colegio. Las tareas y los tiempos de vuelta a casa son sagrados para que todos podáis descansar.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos.com

 



Lee el articulo completo en: Solohijos.com
via http://www.solohijos.com

lunes, 9 de julio de 2018

No te fijes en el comportamiento, fíjate en su proceso cognitivo

Ante un conflicto con tu hijo, lo importante no es solucionar el problema. Lo importante es que te fijes en qué esquemas mentales le han llevado a tomar esa decisión incorrecta.

De esta manera tú puedes ser modelo de resolución de conflictos, ayudándole a valorar la información que él o ella no tuvo en cuenta al reaccionar de esa manera.

Se trata de no fijarnos en el comportamiento sino en interpretarlo para ver qué habilidades cognitivas no está utilizando adecuadamente.

Antes de intervenir, pregúntate: ¿qué es lo mi hijo necesita ahora de mí para que se modifique y haga un aprendizaje adecuado?

Si quieres que desarrolle el autocontrol cognitivo, dale un tiempo para reconducirse y luego hazle las preguntas adecuadas para que desarrolle criterio.
.
Si ahora estás más tranquilo, podríamos hablar de lo que ha ocurrido hace unos minutos:

  • ¿Te has dado cuenta de cómo ha empezado todo?
  • ¿En qué momento crees que has dejado de controlar?
  • ¿Podríamos haber reaccionado los dos de otra manera?
  • Explícame cómo te gustaría que yo hubiera reaccionado.
  • ¿Qué consecuencias crees que ha ocasionado tu decisión de actuar así? ¿Para ti? ¿Y para los demás?
  • ¿Has conseguido lo que deseabas?…”

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos.com



Lee el articulo completo en: Solohijos.com
via http://www.solohijos.com

sábado, 2 de junio de 2018

Actitudes que te convierten en una madre tóxica

Las personas tóxicas nos roban energía y ganas de hacer las cosas, mucho se habla de cómo alejarse de ellas, pero ¿qué pasa cuándo tú eres quien crea en sus hijos tristeza, malestar y hasta inseguridad?

 

Identifica la señales para saber si estás siendo esa persona con tus hijos en tu afán de protegerlos y cuidarlos.

 

NO LE CREES A TUS HIJOS. No importa la edad que tengas, cuando tus hijos te dicen cómo se sienten no les crees y quieres decirles qué es lo que deben sentir respecto a una situación o persona, porque es lo que a ti te gustaría o cómo tú reaccionarias.

 

CREES QUE DEBEN HACERTE FELIZ. Piensas que tus hijos deben complacerte en todo y, además, llevar a cabo los sueños que tú dejaste truncados. Deja de exigir apoyo y servicio ilimitados de ellos.

 

SER EL CENTRO DE ATENCIÓN. Tomas como propios los logros de tus hijos, pero también sus problemas. Dale a tus hijos la oportunidad de brillar con sus avances, escucha sus problemas y da consejos únicamente cuando te los pidan.

 

CRUEL. Evita criticar las decisiones y actitudes de tus hijos, así como a sus amistades o parejas (cuando sean mayores).




Evita estas actitudes con tus hijos, por más sutiles que parezcan debes erradicarlas en cuanto las detectes, de lo contrario sólo provocarás que tus hijos se alejen de ti.

 

 

 

 

 

 

 

 






Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

viernes, 1 de junio de 2018

Te damos valiosos tips para disminuir el riesgo de padecer cáncer

 

El cáncer es una de las principales causas de enfermedad y mortalidad en el mundo, cada año mueren miles de personas, mientras que en el mundo viven aproximadamente 32 millones con este padecimiento.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 30% de los cánceres se pueden prevenir con un modo de vida sano, es por eso que es muy importante tener en consideración las siguientes recomendaciones:

 


 

·         Evitar fumar

El consumo del cigarro está asociado con más de 15 tipos de cáncer, es por eso que es el principal enemigo de la salud humana, el humo es totalmente dañino y causante de muchas muertes en el mundo.

 

·         Aplicar nuestras vacunas

Las vacunas reducen considerablemente los riesgos, ya que las aplicaciones en contra del Virus del Papiloma Humano, Hepatitis B y C, disminuyen el riesgo de cáncer de hígado y del cuello uterino.

 


 

·         Realizar ejercicio todos los días

El realizar ejercicio de 30 a 60 minutos diarios, es la mejor manera de alejar cualquier tipo de enfermedad, entre ellas el cáncer, diabetes y obesidad.

 

·         Alimentación de calidad

Los malos hábitos de alimentación, provocan las complicaciones en nuestro organismo, debilitándolo y exponiéndolo a obtener duras enfermedades como el cáncer.

 

 


 

·         Consumo de alcohol

El consumo de alcohol afecta principalmente a las mujeres, ya provoca reacciones que pueden generar cáncer de mamá, ¡no más alcohol!

 

·         Cuidado con el sol

Los rayos ultravioletas son extremadamente peligrosos para la piel, es por eso que debemos prevenir el cáncer, utilizando bloqueador solar en cualquiera de sus presentaciones.

 

¡Más vale prevenir que lamentar!

 

 

En la Redacción de Padres e Hijos

 

 



Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

¿Por qué le salen dientes de tiburón?

Entre los cinco y los siete años los niños suelen comenzar a mudar sus dientes de leche  por los permanentes. En algunos casos este proceso ocurre antes y en otros después ya que, como en todo, cada niño lleva su propio ritmo.

 

Los dientes de leche van cayendo para dar paso a los definitivos, pero en un diez por ciento de los casos se produce un fenómeno conocido como ‘dientes de tiburón’, que ocurre cuando el diente permanente crece por detrás del diente de leche sin que éste se haya caído.

 

¿Por qué le salen dientes de tiburón?

 

Los niños tienen 20 dientes de leche y en torno a los seis años, éstos comenzarán a ser empujados poco a poco por los dientes permanentes. Esta presión hará que las raíces de las piezas de leche se reabsorban, aumentando progresivamente su movilidad hasta que terminan cayendo.

 



Pero en otras ocasiones las raíces de los dientes de leche son demasiado fuertes y se resisten a caer, por lo que los definitivos acaban naciendo en segunda fila, provocando la aparición de los ‘dientes de tiburón’.

 

Los dientes de tiburón se dan en uno de cada diez niños pero salvo situaciones excepcionales en las que el diente moleste o el detista lo considere necesario, no habrá que hacer nada y el diente de leche caerá por sí sólo en pocos días.

 

Siempre debe ser el odontopediatra quien valore cada caso concreto por lo que conviene visitarle de forma regular y no olvidarnos de ayudar a los más pequeños a que mantengan una correcta higiene y unos adecuados hábitos de salud bucal.

 



Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

Las alergias alimentarias más comunes en los niños

En los primeros años de vida la alimentación de los niños requiere de muchos cuidados, ya que estos son más propensos a padecer una alergia alimentaria; es decir, una respuesta inmune exagerada del organismo cuando entra en contacto con un alérgeno alimentario.

 

Aquí te presentamos las 7 alergias alimentarias que más se presentan en los bebés y en los niños:

 

Alergia a la leche: esta es la más frecuente en lo bebés y se manifiesta regularmente durante el primer año de vida, cuando se termina la etapa de lactancia materna y comienza a probar otros tipos de leche, como la de vaca.

 

Alergia al huevo: es la más común en niños pequeños, y puede aparecer desde la primera vez que prueba el alimento. Según estudios, la clara de huevo es más proclive a producir alergia que la yema, debido a que contiene un número mayor de proteínas.

 

 


 

Alergia al pescado: es la tercera alergia con mayor incidencia en niños, y aparece entre los primeros 2 años de vida. Puede tratarse de una alergia a un solo tipo de pescado, 2 o más, e incluso a todos. Esta, a diferencia de la leche o el huevo, puede durar toda la vida.

 

Alergia a los frutos secos: se presenta en niños de entre 3 y 4 años de edad, y es una de las alergias más frecuentes durante esta etapa. Los frutos secos con mayor incidencia a alergias son los cacahuates, las nueces, las almendras, y las avellanas.

 

Alergia a los mariscos: puede tratarse de los crustáceos, los cefalópodos y moluscos de cáscara. Un niño alérgico a los mariscos no necesariamente lo es al pescado, aunque hay pacientes que pueden presentar ambas alergias.

 


 

Alergia a los cereales: puede ser a uno, varios o todos los cereales, y en su caso, un niño que es alérgico, por ejemplo, a la avena, tampoco puede usar productos de higiene hechos de este cereal.

 

Alergia a legumbres: esta alergia suele desaparecer en la edad adulta, aunque en algunos casos suele prevalecer.

 

¿Tu hijo padece de alguna alergia?

 



Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx